PESSEBRES MÍNIMS. JORDI DARDER

Carrer dels Mercaders, 15

24/11/2017 — 07/01/2018

Comisariado: Jordi Darder

www.jdarder.wixsite.com/pessebresminims

Sobre los pessebres - Jordi Darder
00:00 / 00:00
Sobre la transición - Jordi Darder
00:00 / 00:00
Sobre la tradición - Jordi Darder
00:00 / 00:00
Sobre las creencias - Jordi Darder
00:00 / 00:00
Sobre la crítica - Jordi Darder
00:00 / 00:00
Sobre la idea - Jordi Darder
00:00 / 00:00
Los discursos generados alrededor de la celebración de las fiestas de navidad se superan año tras año. La Plaça Sant Jaume de Barcelona metamorfosea en plató de televisión, pero no en uno cualquiera, en una especie de híbrido cultupop, donde a su vez se mezclan el lado más intelectual de la crítica con el pop zappinguero más absoluto. El replanteamiento de la figuración tradicional del pesebre parece molestar a más de uno.
 
Y yo me pregunto, ¿de dónde viene este auge por el arcaicismo de lo clásico en una sociedad que cada vez más rechaza la tradicionalidad religiosa? Me he perdido. No recuerdo en que momento decidimos huir del realismo, dejando paso a una representación más abstracta de la cotidianidad. Será que las festividades nos elevan hacia la nostalgia y nos devuelven a nuestros orígenes. 
Lo que no cambia ni cambiará jamás, es esa costumbre, marca España, de opinar sobre absolutamente todo, con un libre albedrío fuera de la coherencia y de las capacidades de la información y del conocimiento.  Quizá lo que más me molesta son los periodistas que con toda autoridad se sienten libres de pasearse con un micrófono y preguntar con el mismo grado de alevosía y maldad. Quizá generalizo por su culpa, pido perdón en ese caso.
Con todo esto me estoy refiriendo al famoso pesebre de navidad, donde el Ayuntamiento de Barcelona, elige a través de un concurso municipal, al artista que ocupará el espacio transitorio durante las semanas que transcurren a la festividad navideña. La transición entre el 2017 y el 2018 resultó fuer obra del arquitecto Jordi Darder, quien presentó un proyecto desde una mirada muy cercana a su profesión. Una plataforma de 12x12m, en la esquina entre el carrer del Call y el carrer de Sant Honorat, sostenida por 25 palos de 7 a 3 metros de altura, sobre unas figuras de metacrilato, con efectos luminosos cuando el día se iba para dar pie a la noche. Una representación diferente que pretende involucrar al espectador de forma participativa a la costumbre contemplativa del pesebre.
Y aunque la transformación poco tenga que ver con la idea el verdadero origen, no puedo evitar que me atraiga irremediablemente la primera cata surgida antes del cambio. Me refiero a la exposición simultánea que se presentaba en el carrer de Mercaders, a pocos pasos de la exhibición protagonista. Pessebres mínims fue el nombre del proyecto anterior a la idea arquitectónica, y el conocimiento del que muchas opiniones absolutas carecen. Ver el conjunto de figuras en unos soportes tan naturales no me aleja demasiado de la tradicionalidad que algunos critican y que me hace pensar que aún nos cuesta coger la navaja y rajarnos los ojos para dar luz a una mirada de diferente.
Photo gallery
Mostrar más